La policía de la Ciudad de Buenos junto a la Federal desalojaron con un megaoperativo los terrenos linderos al ferrocarril San Martín, en el barrio porteño de Palermo. En el predio trabaja una cooperativa de cartoneros que guardan sus carros, selecciona los residuos e incluso viven familias con menores. El accionar de los efectivos comenzó a las 8.

El Destape fue al lugar del desalojo, en las calles Soler y Honduras, entre Godoy Cruz y las vías, donde la policía impide el paso del tránsito, y también le prohibió a nuestro cronista filmar sobre los terrenos donde realizan el operativo, pese a que se le permitió el ingreso a otros medios.

En el lugar, hay policías de civil, uniformados y con escudos. Los terrenos, al ser linderos al tren San Martín, son de jurisdicción nacional.

Embed

Para el gobierno porteño, el desalojo es importante debido a que consideran que el lugar puede servir para esconder a delincuentes. A cambio, les ofrece un subsidio de 48 mil pesos, pero las familias desalojadas reclaman ser reubicadas.

"Acá hay 30 familias. Algunos son núcleos familiares grandes y otros son personas solas. También hay gente que sólo trabaja como recicladores", contó a El Destape, Luis, un integrante de la Cooperativa Del Oeste.

El cooperativista dijo que el gobierno porteño no dio una solución a las familias y denunció que detrás del desalojo se esconde un negocio inmobiliario.

La periodista Manuela Fernández Mendy, había contado que dos hombres intentaron violarla, cuando pasó cerca de los galpones que se encuentran en los terrenos.

Embed

"Nunca me sentí más sola, ni vulnerada en mi vida. Mi cuerpo temblaba, mis manos no me respondían y mis piernas comenzaban a aflojarse. Estaba en trance", recordó Fernández Mendy.

Embed

Para las 12:30 del mediodía, llegó el toque de queda. La Defensoría del Pueblo, que sirvió de mediador salió a avisarle a los trabajadores que se había resuelto entregarle un subsidio de $48.000 exclusivamente a las familias que tuvieran criaturas, el resto no obtendría nada.

Embed

Hubo un caso particular, el de "Estrellita", que al ser inhabilitada motriz, fue enviada a un hogar de tránsito, pero en Lomas de Zamora. Los trabajadores se dirigiran por la tarde al Ministerio de Trabajo, para asegurar que por lo menos se les entregue el dinero prometido a las familias.

El conflicto por el terreno

El predio pertenece al ANSES y en el año 2013 se presentaron a concurso distintas propuesta de urbanísticas para la zona. La ganadora del concurso anónimo resultó ser del arquitecto Mario Boscoboinik, director de Fiscalización y Control de Obras del gobierno porteño durante la gestión de Mauricio Macri.

De realizarse la obra, Boscoboinik debería controlar su propio trabajo, por lo que en aquel entonces, Diego Bossio decidió impugnarlo: “Esta persona no debería haberse presentado, porque no podía cumplir los requisitos para ganar el primer premio”, dijo el titular del ANSES en aquel entonces.

Embed