Luego de que trascendiera el encuentro entre Sergio Massa y Gustavo Menéndez, se conoció el acercamiento entre dos dirigentes del peronismo: Máximo Kirchner y Martín Insaurralde.

Los dirigentes compartieron un asado en Lomas de Zamora, localidad de Insaurralde, en donde diagramaron los puntos básicos para lograr una sintonía entre el PJ y Unidad Ciudadana.

Según publicó el diario Clarín, tanto Insaurralde como Máximo apuntaron a la conformación de "equipos técnicos" para buscar acuerdos en el Congreso. El primer gesto será la participación en una campaña que busca juntar firmas contra la reforma previsional.

Los dos últimos encuentros llevados a cabo dentro del peronismo, buscan alinear a los distintos partidos dentro de la misma fuerza. No es el primer encuentro que gesta el hijo de Cristina Kirchner. El pasado 23 de diciembre se juntó con Emilio Pérsico, jefe del Movimiento Evita, quienes acompañaron a Randazzo en las recientes elecciones.

En esta nota