El diputado y líder de la agrupación La Cámpora, Máximo Kirchner, elogió este jueves a los dirigentes peronistas Florencio Randazzo y Felipe Solá, al tiempo que consideró que el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, "es lo más eficiente que ha tenido el gobierno de Cambiemos".

"Para mí Randazzo tendría que haber competido (en 2015). Que no compitiera fue una de las razones de la derrota. La fórmula podría haber sido con Axel Kicillof", señaló Máximo Kirchner. Con respecto al ex ministro del Interior, destacó que el diputado Eduardo "Wado" De Pedro "trabajó mucho para que Randazzo fuese ministro" y destacó la tarea del ex funcionario en "los DNI, los pasaportes, los trenes.

En declaraciones a Radio del Plata consideró también que "es interesante escuchar a Felipe Solá" y dijo que con el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández "hablamos de vez en cuando".

Por otra parte, Máximo Kirchner, dijo que el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó "es lo más eficiente que ha tenido el gobierno de Cambiemos". El diputado por Santa Cruz volvió a criticar al presidente Mauricio Macri, al considerar que "para los objetivos que se puso (Mauricio) Macri, (en su gestión) se sacaron un 12".

"Terminó siendo una lluvia ácida, no una lluvia de dólares", puntualizó Kirchner, quien criticó que el gobierno "hable de una pesada herencia" y consideró que en la actual gestión "no se hace cargo de sus ideas".

En forma paralela, consideró que la ex presidenta Cristina Kirchner "no tiene jefa ni jefe" y "tiene los votos de la gente". "Cristina nunca dijo que se va a retirar. Es una militante al ciento por ciento", agregó Kirchner, quien se pronunció a favor de la construcción de " un gran frente nacional y popular".

Además, evaluó que en la oposición "hay que tener legisladores que no se achiquen y soporten las presiones políticas", al tiempo que destacó: "Si te quedaste en el kirchnerismo la pasas mal. El que abandona tiene premio". En forma paralela, cuestionó al gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey, quien destacó que "antes del 10 de diciembre era todo Cristina, Cristina, Cristina ".

También cuestionó al diputado del Bloque Justicialista Diego Bossio, al senador por el Frente para la Victoria Juan Manuel Abal Medina y al jefe del bloque de Senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto. "Bossio cada vez que habla en las sesiones parece que va a votar en contra y vota a favor", señaló, quien subrayó: "se acostumbró a ser jefe" y "cuando tenes que estar entre iguales te cuesta más"."

"Los que se fueron, lo hicieron sin plantear ninguna discusión dentro del espacio", señaló Máximo Kirchner, quien subrayó: "Bossio siempre estuvo acostumbrado a ser oficialismo y no dar pelea". Sobre Abal Medina, indicó que dijo cosas que no "comparte" y evaluó que "su banca es de 2011, del 54 por ciento de los votos".

En forma paralela, consideró que "Pichetto puede defender cualquier gobierno". "Los dirigentes que dijeron que había que darle tiempo al gobierno sabían las consecuencias de las políticas de Macri", agregó. Por otra parte, remarcó: "la sociedad durante el kirchnerismo se manifestaba cuando no estaba de acuerdo; ahora hay tendencia a bajar la cabeza". Evaluó que algunos sectores "bajan el nivel de exigencia que hubo con Cristina".

En esta nota