El diputado Máximo Kirchner analizó la marcha de la CGT y consideró que "algo pasó", en referencia a la negativa de la central sindical a llamar a un paro general, pese al reclamo de los cientos de miles que asistieron frente al Ministerio de la Producción.

En diálogo con Radio 10, el hijo de la ex Presidenta fustigó al Gobierno, del cual definió que "pasó de la meritocracia al voluntariado con una velocidad que asusta" y descartó que el plan económico que esté saliendo mal. "El Gobierno se encuentra cerca de los sectores concentrados de la economía", recordó.

Embed

Kirchner sostuvo que es "muy sano" lo que ocurrió ayer en la manifestación, donde los asistentes reclamaron a la conducción endurecer su postura contra el oficialismo. "No recuerdo una situación de ese calibre, muchas veces quienes asisten a un acto interpelan a quienes están por arriba de una tarima". "Nadie debe enojarse por una interpelación sino que debe asumirla y representarla", agregó.

En relación a la postura de la CGT y su negativa a ponerle fecha al paro, opinó: "No sé si habrá ingenuidad o temor, a nadie le gusta (que le pase) como le pasó a (el titular de SUTEBA, Roberto) Baradel, que le pongan la cara de los hijos en un programa. Hay algo en el medio que no se entiende o no se comprende", sostuvo.