Luego de que en horas de la madrugada se aprobara la reforma previsional en la Cámara de Diputados, el presidente Mauricio Macri rompió el silencio en una conferencia de prensa en la Casa Rosada. El primer mandatario defendió la nueva fórmula y negó que haya un ajuste a los jubilados.

"Tengo dos ejes prioritarios. El primero, la niñez, el segundo, cuidar a los jubilados", lanzó en el comienzo de la conferencia. Macri revindicó la aplicación de la nueva fórmula: "Siempre van a estar un poco mejor que la inflación y encima trimestralmente, por eso lo hemos hecho, propuesto y acordado con la mayoría de los gobernadores".

"Estas reformas generan incomodidades, pero nadie puede dudar de la intencionalidad, todo lo que hacemos, todo lo que propongo tiene que ver con abrir una puerta a un mejor futuro", manifestó el Presidente. Además, confirmó que esta tarde saldrá el decreto que dispondrá un bono para aquellos que cobren un haber de 10.000 pesos.

Por otro lado, el primer mandatario remarcó que es necesario analizar la reforma en relación a los próximos años y no estos meses, puesto que los jubilados "nunca más van a perder sobre saltos de inflación".

"Estamos sentando las bases para un mejor futuro para los argentinos. Me siento conforme con los gobernadores que han planteado esta convicción y seguiremos trabajando juntos por el futuro de los argentinos. No hay magia, cada uno tiene que poner su granito de arena", concluyó el presidente.

Embed