La oposición se refirió con duros términos al accionar de la policía jujeña dentro de una universidad nacional, donde detuvieron a dos jóvenes. Las fuerzas de seguridad, tanto en la provincia que gobierna Gerardo Morales como en el resto del país, tiene prohibido ingresar a una institución educativa.

El bloque de diputados del FPV-PJ, que preside Héctor Recalde, sostuvo en un comunicado que "la alianza Cambiemos se propone quedar en los anales de la historia con su faceta represiva, intolerante y violenta". "Morales y el presidente (Mauricio) Macri parecen sintonizar la misma frecuencia: tienen problemas con los educadores y los estudiantes de la escuela y la universidad pública. Macri sigue obcecado en estigmatizar y perseguir a los gremios docentes, antes que dialogar y llegar a un acuerdo salarial. Privilegia la represión y las prácticas intolerantes por encima del bienestar general", esgrimió.

LEER MÁS: Por qué es ilegal que ingrese la policía a las universidades nacionales

Por su parte, el Presidente del Consejo Nacional Justicialista, José Luis Gioja, alertó que "el gobierno de la Provincia de Jujuy le puso mancha negra al radicalismo porque acaba de tirar por la borda toda la lucha de los ideólogos de su partido, que en 1918 logaron la Autonomía Universitaria" afirmó contundente Gioja, y agregó que "como diputado nacional, como Presidente del Justicialismo y como defensor de la autonomía universitaria, no puedo permanecer callado ante semejante avasallamiento que nos retrotrae a períodos pre-reformista o a la misma Noche de los Bastones Largos".

"Espero que desde el Ministerio de Educación se tomen las medidas que correspondan ante semejante aberración y que trabaje junto a las comisiones legislativas de educación, para analizar lo ocurrido y si corresponde, se adopten sanciones ante semejantes hechos de gravedad", repudió.

"No podemos dejar pasar por alto o minimizar lo ocurrido en la Universidad Nacional de Jujuy" sostuvo desde San Juan. "Estamos frente a un retroceso de cien años en materia de libertad, de reconocimiento de derechos y de garantía de la autonomía universitaria", finalizó Gioja.

Los dos estudiantes jujeños fueron arrestados en el medio de un confuso episodio que se vivió en la Facultad de Ciencias Agrarias, ya que el Gobierno provincial aseguró que estaban provocando "ruidos molestos" y presentaban "signos de ingesta de bebidas alcohólicas", pero el Centro de Estudiantes de esa casa de altos estudios afirmó que los efectivos de la Policía norteña ingresaron "de manera ilegal" al lugar.

La detención del presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad, Joaquín Quispe, y del alumno Ignacio García, de 28 y 20 años, respectivamente, se produjo durante un asado que se llevaba a cabo en el predio universitario ubicado en el barrio Los Naranjos de la ciudad de San Salvador de Jujuy.

En esta nota