Representantes de cooperativas, sindicatos y políticos bonaerenses ratificaron la Unidad Ciudadana en un acto militante en Quilmes. El encuentro estuvo organizado por la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo.

“El modelo de país de (Mauricio) Macri, con los gerentes y ceos que operan en el país, llegó para restaurar un ciclo económico que no tiene otro destino que volver a empujar al sector cooperativo a una crisis”, afirmó Christian Miño. Agregó, refiriéndose a la etapa: “Necesitamos compañeros y compañeras que nos representen de verdad a las cooperativas de trabajo, no a tipos que sepan hablar de cooperativismo. Necesitamos de quienes la hayan vivido de verdad”, enfatizó.

A su turno, Sebastián Raspa, presidente de la Federación 1° de Mayo de Quilmes y secretario de organización de la CNCT, dijo que “con éste le queremos dar en el corazón a la bestia. A Macri, a Vidal y a Martiniano Molina, porque más allá del blindaje mediático que tengan, acá estamos reunidos los trabajadores y trabajadoras, los compañeros de los barrios, los dirigentes sociales que existimos aunque no nos pasen en esa cajita que ellos manejan”.

LEER MÁS: "Campaña del miedo": Clarín insiste que no vendrán inversiones si gana Cristina

En un acto colmado de militancia y trabajadores cooperativistas ratificaron "el camino de unidad ciudadana" que presentó Cristina Kirchner el 20 de junio en Arsenal.

El secretario general de la federación gráfica bonaerense, y referente de la Corriente Federal de los Trabajadores de la CGT, Héctor “Gringo” Amichetti, también se expresó en contra de este modelo de ajuste que viene a llevarse las conquistas del pueblo trabajador. “Traigo el saludo de los gremios de la corriente federal de los trabajadores que venimos sosteniendo que la unidad y la organización no solo está con los trabajadoras en el sentido clásico de relación de dependencia- sino también que debe integrar en esa organización a los trabajadores del cooperativismo y la economía informal porque lo que nos une es la bandera del trabajo” expresó haciendo hincapié en que es sumamente necesario que el cooperativismo esté dentro del movimiento obrero organizado. “La riqueza, la renta y los intereses del capital son fruto exclusivo de trabajo humano, no hay capital sin trabajo”, agregó citando a la Constitución de 1949.

Mario Lozano, ex rector de la UNQUI, agregó la importancia de poder conjugar el conocimiento con la experiencia de los trabajadores. “Tenemos que garantizar que las cooperativas tengan la capacidad para ser lo que hoy se llaman grandes empresas”, afirmó. También estuvo presente Adolfo Barjas, secretario general del SUTAP –miembro conducción de la CTA-. “Los laburantes éramos felices y discutíamos otras cosas, hoy la discusión es porque no nos alcanza el sueldo y porque tenemos miedo de que nos echen”, afirmó.

Acompañaron este acto representantes de las 46 federaciones de cooperativas nucleadas en la CNCT, además, estuvieron presentes Nicolás Rodriguez Saá, director de la Casa de San Luis; Fernando Vaca Narvaja, del Polo Social; Gabriel Navarrete, del Sindicato de Obreros Curtidores de Florencio Varela; Lucas Riquelme, del Instituto PATRIA; José Luis “Tati” Vernet, presidente del partido Compromiso Federal; Ricardo Serra, vicerrector de la Universidad Nacional de Avellaneda; Gastón Daquino, secretario de planificación del municipio de Escobar; y Martín Pollera, secretario de planificación del municipio de Varela.

En esta nota