Tras el fracaso de la reunión entre funcionarios y sindicatos, el Gobierno decidió unilateralmente aumentar el salario mínimo, vital y móvil apenas 24% y situarlo en 10 mil pesos.

De esta manera, el Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca dejó el sueldo mínimo 5 mil pesos debajo de la línea de la pobreza. Además, el incremento será en tres tramos (julio, enero y julio de 2018), por lo que recién dentro de un año se alcanzará la cifra final.

Los sindicatos habían pedido un aumento del 86% para llevarlo a 15 mil pesos para equilibrarlo con las cifras de la pobreza. Los empresarios habían ofertado un incremento del 20,5% en tres cuotas. Es decir: la decisión del Gobierno se mantuvo mucho más cerca de lo pretendido por el sector patronal que lo pedido por los trabajadores. La medida fue publicada oficialmente este miércoles en el Boletín Oficial

LEE MÁS "No hubo acuerdo por el salario mínimo"

En un comunicado, el Ministerio relató la decisión polémica que tomó sin negociar. "La demanda del sector sindical de $14.060 para alcanzar el valor de la canasta básica para una familia con dos hijos equivale a un incremento del 75%. La oferta del sector empleador configuraba un aumento del 20,3% en tres tramos ($8860 en julio, $9200 en enero y $9700 en julio)".

"Ante la ausencia de un acuerdo, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social resolvió elevar a través de un laudo la pauta del mínimo salarial que debe percibir un trabajador soltero en la Argentina por la jornada laboral acordada a $10.000, lo que equivale a un aumento del 24%. Los montos serán actualizados en 3 tramos, $8860 a partir de julio, $9500 en enero y $10.000 en julio", afirma Trabajo.

Tras la reunión, y antes de conocerse esta noticia, el dirigente docente de la CTA, Roberto Baradel, confirmó que los sindicatos rechazaron la oferta de incremento del salario mínimo del Gobierno nacional. "Queremos que el salario mínimo se sitúe en la línea de pobreza", exigió.

En esta nota