Trabajadores despedidos por la empresa PC Arts Argentina, que controla la marca Banghó, tomaron la planta que esta compañía tiene en la localidad bonaerense de Vicente López, luego de que la empresa envió 243 telegramas de despido al verse afectada por la política que implementa el gobierno de Mauricio Macri y que afecta a este sector de la industria.

Cambiemos optó por bajar el arancel de 35% a 0% a la importación de computadoras y tablets, lo que puso en jaque a toda la industria nacional dedicada a estos productos.

La semana pasada, la empresa dio 15 días de vacaciones a los 650 empleados que trabajan en esa fábrica y su producción se frenó. Si la situación sigue así, todos ellos quedarían sin trabajo en breve.

LEER MÁS: El 2016 terminó con más de 240 mil despidos y suspensiones

"La empresa intenta pagar el 50 por ciento de las indemnizaciones", apuntó a El Destape el secretario general de la UOM en Vicente López, Emiliano Gallo. Del total de despedidos, 183 son metalúrgicos, 20 están fuera de convenio y 40 que son de Comercio

"La empresa argumenta que tiene problemas por la decisión del Gobierno de sacarle la retención a las netbooks, lo que hace improductiva la planta. Eso no lo negamos porque es una realidad que en este problema nos mete el Gobierno", advierte Gallo.

Los trabajadores exigen la reincorporación de todos los trabajadores, pero Gallo señaló: "De no ser posible, queremos que paguen la indemnización como corresponde".

Embed

En esta nota