El imitador Martín Bossi rompió el silencio tras la polémica parodia sobre la ex presidenta Cristina Kirchner con Marcelo Tinelli.

“Lo hice porque Marcelo es mi amigo y en un punto pensé que era un desafío sentarme en una mesa 25 minutos vestido de mujer y charlar con él. Estaba guionadas las preguntas y las respuestas, pero Marcelo no las sabía”, contó Bossi.

“No soy partidario. La verdad es que no estoy cansado de hacer a Cristina”, expresó Bossi sobre su parodia.

LEÉ MÁS: La lista de periodistas que Dalbón le propuso a Cristina para que la entrevisten

El pasado domingo, Tinelli publicó en Facebook la entrevista con Bossi imitando a Cristina, a modo de parodia. Y reveló cómo se gestó la entrevista: “Me llama Marcelo y me dice ’Martincito tengo una cosita para proponerte’. Dije ‘uh salsa de a cuatro’. Me estaba yendo a Lomas a comer con mi tío y en el auto empecé a temblar. Él me conoce, empecé a dar vueltas con hacer a Messi”, confesó en Intrusos y agregó: “Marcelo quiso entrevistar a Cristina antes que Susana y yo ese código lo banco y me divierte, era un desafío. Me agarró miedo, tuve que ir a La Corte a hablar con él muchas veces le dije que no, para mí es como mi viejo”.

Para el humorista, interpretar a la ex presidenta fue “volver a las raíces”. “Lo vi y dije 'salí bastante bien'. Me tenía que hacer cargo de cosas que no me correspondían. Insisto, no quiero participar del show del odio”, y recalcó: “No me arrepiento pero nunca hubiese sido idea mía hacerlo”, cerró.

En esta nota