El fiscal federal Guillermo Marijuán denunció al director ejecutivo de la ANSES, Emilio Basavilbaso, por "abuso de autoridad" ante la decisión unilateral de no prorrogar el convenio entre el organismo y la Procuración General de la Nación para el funcionamiento. De esta manera, eliminó las funciones de la UFISES, la unidad fiscal dedicada a investigar delitos de la seguridad social. Por sorteo, la demanda quedó en manos del juez Sebastián Ramos.

"Todo este actuar por parte del funcionario público denunciado conduce, necesariamente, al desmantelamiento de la unidad, al colapso, atraso y entorpecimiento de sus investigaciones en curso", esgrimió Marijuan.

LEER MÁS: La OIT investigará los cambios del Gobierno en las jubilaciones

El 2 de junio pasado, ANSES dispuso el no ejercicio de la prórroga del convenio marco que habilita el funcionamiento de la UFISES, creada el 16 de mayo de 2002 para investigar delitos de la seguridad social. Marijuan fue titular de la UFISES desde su creación hace 15 años y luego fue reemplazado por Gabriel De Vedia.

La UFISES era financiada por el ente previsional, funcionaba en una de sus dependencias y salvo el fiscal a cargo (pago por la Procuración), todos los demás empleados percibían su salario desde el organismo público.

Marijuan pidió citar como testigos a los anteriores titulares de la ANSES para que den cuenta de lo hecho por la unidad, entre otras medidas de prueba.

El ex titular de la Unidad remarcó que desde la UFISES se obtuvo un "beneficio para las arcas públicas" al frenar el pago de jubilaciones y asistencias sociales fraudulentas. Y añadió que, además, trabaja en causas delegadas por juzgados federales que permitieron "el recupero de millonarias sumas de dinero".

En esta nota