La dirigente social Margarita Barrientos reconoció que en la Villa 20 del barrio porteño de Lugano todavía venden droga.

"Siguen vendiendo droga. Yo no sé qué magia hacen, pero la cuestión es que cuando le hacen un allanamiento, no encuentran nada", dijo Barrientos en el Diario de Mariana.

Barrientos reconoció que quien aún comercializa droga en la Villa 20 era el mismo que le vendía estupefacientes a su hijo.

Embed

"Me hago mala sangre. Da mucha impotencia. A veces uno se atreve a ir a enfrentarlos para preguntarle por qué hacen tanto daño", sostuvo Barrientos.

En esta nota