La titular del comedor Los Piletones, Margarita Barrientos, sorprendió a todos al alertar al gobierno de Mauricio Macri por la complicada situación que atraviesa el país, al tiempo que confesó que "de a ratos" se siente desilusionada con la gestión de Cambiemos, al notar que cada vez más gente asiste a comedores para recibir una ración de alimentos a diario.

En diálogo con el programa de Jorge Lanata en Canal Trece, Barrientos admitió que en el último año se duplicó la cantidad de personas que asisten a su comedor social: "Tenemos un incremento muy grande en agosto del año pasado. La gente nos ha superado, nos ha llegado faltar comida para 30 familias, no llegábamos. Desde ese momento la gente empezó a sentir un ajuste muy importante", explicó.

Consultada sobre si durante la gestión de Mauricio Macri había aumentado la cantidad de chicos que se acercan a pedir comida, respondió: "Se siente desde año pasado, pero en este último tiempo ha sido más".

Embed


En este sentido, Barrientos contó que no habló con Macri sobre la compleja situación económica, pero que mantiene un diálogo permanente con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley . "Con Carolina tenemos más relación. Siempre le digo que las cosas están difíciles, ellos lo saben", afirmó.

La dirigente, además, señaló que "de a ratos" se siente "desilusionada" con la gestión de Cambiemos, pero que también muchas veces se siente "esperanzada". "Ojalá Dios y la Virgen lo ayuden a Macri. No es que el cayó en una fuente de oro, cayó en una fuente vacía y en el cemento. Lo que ha recibido es una herencia muy difícil. Pero tampoco tenemos que decir lo que hemos recibido, ahora tenemos que apuntar para adelante y seguir trabajando hacia adelante, sin echar la culpa a los demás", apuntó.

En esta nota