Marcos Peña intentó justificar la protección mediática para con el escándalo que envuelve a Gabriela Michetti.

En una entrevista con Perfil, el Jefe de Gabinete habló insólitamente del kirchnerismo. "El Gobierno kirchnerista ya había dado suficientes muestras de que la corrupción era un problema estructural y definitorio de su gobierno, y creo que queda claro en nuestro caso, y ni hablar del caso de Gabriela, de que eso no es así".

En esa misma sintonía, sobre el caso de los bolsos con dinero en la casa de la vicepresidenta con plata no declarada, Peña justificó: "La realidad es importante más allá de la voluntad de los medios, y hay una realidad preexistente. Y la realidad no es la que les gustaría que fuera a muchos kirchneristas".