El jefe de Gabinete, Marcos Peña , defendió la decisión de Mauricio Macri de desplazar del directorio del Banco Central a Pedro Biscay, un abogado que había sido designado por el gobierno kirchnerista. "No hay razón para la victimización que tanto les gustó", resaltó el ministro coordinador.

En una entrevista con Radio Mitre, el ministro coordinador sostuvo que el Ejecutivo definirá en las próximas horas el nombre del reemplazante de Biscay, quien denunció que su desplazamiento era "una ataque claro a la libertad de pensamiento y opinión". Además, dijo que en el Gobierno no toleraron que existieran "voces críticas" en el directorio del BCRA.

Peña aseguró que el Ejecutivo siguió "todos los procesos institucionales" y advirtió que Biscay tuvo "actitudes que atentan contra la misión" del Central.

LEER MÁS: En plena crisis en Venezuela, Maduro atacó al gobierno de Macri

El Gobierno removió a Biscay del Central por "mala conducta e incumplimiento de los deberes de funcionario público", a través del decreto 571/2017 publicado hoy en el Boletín Oficial con las firmas del Presidente, del jefe de Gabinete y del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Una comisión bicameral del Congreso emitió ayer un dictamen por mayoría que concluye que "las actitudes del mencionado director no se compadecen con las obligaciones de su cargo y que afectan el marco de legalidad del Banco Central y los objetivos constitucionales del mismo".

Según ese dictamen, que no es vinculante, eso "configura un caso de mala conducta y violación de los deberes de prudencia y responsabilidad requeridos por la función que desempeña".

En esta nota