Distintas organizaciones sociales y partidos de izquierda se agruparon frente al Obelisco para reclamar por el proyecto de reforma laboral que el gobierno busca implementar. La protesta también se dirige contra el principio de acuerdo que el Ejecutivo alcanzó con la CGT.

De la manifestación participan trabajadores de Pepsico y del Movimiento de Agrupaciones Clasistas. Es la primera acción de rechazo hacia una medida que afectaría fuertemente a los trabajadores. Desde las 7 de la mañana los participantes cortaron las avenidas 9 de Julio y Corrientes.

El diputado electo por la provincia de Buenos Aires, Nicolás Del Caño, advirtió que "el acuerdo que habrían alcanzado Gobierno y CGT sostiene puntos como el llamado blanqueo, donde los empresarios que tuvieron trabajadores 'en negro' no sufrirán multas, y esa es plata que antes iba en parte a los trabajadores estafados".

Embed

"Es todo un símbolo que lo hayan acordado en la Sociedad Rural. Además, es parte de un paquete de contrarreformas de conjunto, que llevará a la baja de los aportes patronales desfinanciando a la Anses, y bajarán de hecho las jubilaciones y planes sociales", añadió.

En un comunicado afirman que la convocatoria es "para rechazar el Proyecto de Reforma Laboral y exigir a los sindicatos y centrales un plan de lucha para derrotar ese ataque a las conquistas y derechos de los trabajadores".

La protesta se extenderá hasta el mediodía, donde trabajadores de Anses marcharán junto a ATE y APOP en Paseo Colón 239, "en rechazo a despidos en el organismo y a la reforma laboral y previsional".

Embed