Más de 10 mil personas se movilizaron al Hotel Sheraton, en Retiro, para agradecer a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos su visita al país. La Secretaría Ejecutiva de la Comisión, encabezada por Paulo Abrao, recibió a una delegación del Comité por la Libertad de Milagro Sala con quienes mantuvieron una reunión de mas de una hora.

La CIDH fue uno de los tantos organismos que en diciembre del año pasado exigió al gobierno que cumpla con el mandato del Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU de liberar “inmediatamente” a Milagro Sala. Los ejes de la multitudinaria movilización fueron: “Basta de presxs políticxs en Argentina. Libertad a lxs presxs políticxs de la Tupac en Jujuy y Mendoza”.

Estela Díaz, Mara Brawer, Alejandro “Coco” Garfagnini, María Elena Naddeo, Hugo Yasky, Daniel Catalano, Anibal Ibarra integraron la delegación que fue recibida por la CIDH en el hotel Sheraton.

LEER MÁS: Dady Brieva le pidió a Cristina que vaya a un polémico programa

A la salida del encuentro, María Isabel Rivero, secretaria de prensa y comunicación de la CIDH indicó que recibieron “mucha información sobre la situación concreta de Milagro Sala que es el tema por el cual estaba convocada la movilización y muchos elementos de contexto de la situación”.

En relación al caso Milagro Sala, Rivero señaló que “el organismo está aún analizando la medida cautelar presentada y que se otorga si hay riesgo del derecho a la vida o a la integridad personal de un ser humano y eso es lo que se está evaluando en este momento, si hay una situación de riesgo urgente, de daño irreparable a la persona para quien se pide la medida cautelar”, expresó.

Para Estela Díaz, una de las coordinadoras del Comité por la Libertad de Milagro Sala, “fue una reunión muy positiva" y sumó: "Me quedo de la devolución que hizo el Secretario Ejecutivo de la CIDH que ellos han recibido todos estos días cantidad de organizaciones de derechos humanos, jurídicas, de distintos tipos y que hay una clara coherencia en todos los relatos y en todas las denuncias que ellos están recibiendo y que muestran que aquí hay consistencia, hay veracidad, hay peso en las denuncias y en la gravedad de las denuncias que se están haciendo y que están atentos al caso Milagro Sala. Esto es altamente positivo”.