La Justicia aún no cuenta con pruebas concretas sobre los 31 acusados de provocar incidentes el viernes durante la movilización en reclamo por la aparición de Santiago Maldonado. Por tal motivo, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, ante el pedido del fiscal federal Ramiro González, ordenó una batería de medidas de prueba para confirmar o descartar la acusación sobre los detenidos por la Policía de la Ciudad. Por otra parte, el juez impuso el secreto de sumario en la causa, donde luego de las indagatorias de este domingo cuenta con diez días para resolver la situación procesal de los 31 acusados.

Según fuentes judiciales, los sumarios policiales en los cuales están redactadas las acusaciones y las detenciones son "deficientes" y es por ello que ahora se pidieron medidas de prueba. En ese sentido, las fuentes expresaron que en la acusación la Policía de la Ciudad acompañó una descripción general de los detenidos, y que en función de ello faltan precisiones.

Por esto, la fiscalía le pidió a Martínez de Giorgi que cite a declarar como testigos a todos los policías que participaron de las detenciones y que están señalados en las actas. En ese sentido, el fiscal quiere saber las circunstancias en que fueron detenidos cada uno de los acusados, el por qué, la hora y el lugar.

Es que surgen contradicciones, como ser la del acusado Morales, que según la Policía fue detenido en Plaza de Mayo, pero él asegura que a esa hora estaba en una pizzería en plena avenida 9 de Julio y allí fue arrestado.

LEER MÁS: El desafortunado furcio de Clarín en una nota sobre Maldonado

El fiscal González, además, pidió que se haga un compilado de al menos 8 CDs de 3 horas cada uno que aportó la Policía de la Ciudad, y también que se obtengan domos y cámaras de comercios de la zona. Sobre ello, reclamó que se identifique en las imágenes a cada uno de los acusados, y sobre todo el momento en que se realizaron las detenciones, si es que quedaron registradas. Por otra parte, la Fiscalía pidió que personal médico constate qué tipo de lesiones, graves o leves, tienen al menos 15 policías heridos durante la manifestación.

Durante esta madrugada, 30 de los 31 detenidos fueron liberados pero aún persiste la causa en su contra por delitos de lesiones leves y graves, daños, intimidación pública y resistencia a la autoridad