La ex canciller Susana Malcorra, quien dejó el cargo el lunes tras renunciar el 29 de mayo, admitió este viernes "diferencias" con el presidente Mauricio Macri y el gabinete de ministros en torno a Venezuela, aunque aseguró que esos distintos puntos de vista "no" motivaron su salida.

"El presidente y muchos miembros del Gabinete tenían una visión muy, muy dura, y mi visión era que había que encontrar formas de tender puentes para ayudar a la salida del quebradero en el que está Venezuela", planteó la ex ministra, quien sigue en el Gobierno como titular del nuevo Consejo de Alto Nivel para el Análisis Global.

En declaraciones a la FM Radio Con Vos, Malcorra fue consultada por su salida del Palacio San Martín, a lo que respondió: "Siempre creí que a Venezuela había que darle un cierto tiempo para encontrar una solución y que había que escalar la presión en función de que no se encontrara esa solución. Quizás en el manejo de los tiempos teníamos una diferencia, aunque el tiempo ha probado que mi confianza en que se encontrara una solución fue demasiado optimista", sostuvo.