El Departamento de Comercio de Estados Unidos ratificó que aplicará aranceles de hasta 72% en las importaciones de biodiésel desde la Argentina, por lo que el Gobierno denunciaría esta medida ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) para no perder un negocio de U$S 1.200 millones por año.

Los aranceles para el combustible argentino en base a aceite de soja se ubicarán en un rango de entre 71,45% y un 72,28%, dijo en un comunicado el grupo que representa a la industria de este biocombustibles.

"El Departamento de Comercio determinó que la Argentina está otorgando subsidios injustos a sus productores de biodiésel", confirmó la oficina oficial del Gobierno de los Estados Unidos, a cargo de Wilbur Ross. En agosto el Departamento había fijado aranceles preliminares para compensar los subsidios de un 50,29% a un 64,17% para el biodiésel de Argentina.

LEER MÁS: ¿Por qué son ilegales las offshores de Macri, Aranguren y Caputo?

"Apreciamos que se esté trabajando sobre estos subsidios injustos, así podemos resolver este obstáculo particular para el crecimiento sostenido de la industria doméstica", afirmó el jefe de operaciones de la NBB, Doug Whitehead, en un comunicado.

El 90% de las exportaciones de biodiésel argentino tenía como destino el mercado estadounidense en operaciones por U$S 1.200 millones anuales.

La decisión se conoce dos días después de que el presidente, Mauricio Macri, precisó en Nueva York que era optimista de que se podría alcanzar un acuerdo con el sector privado estadounidense para desactivar las trabas comerciales. A su vez, el Presidente había dicho que si no había acuerdo llevaría la disputa a la OMC que parece ser el próximo paso impulsado por el Gobierno.

En esta nota