El periodista oficialista Luis Majul atacó al grupo de periodistas que no se posicionan ni en el kirchnerismo ni en el macrismo, y que estos últimos engloban despectivamente con el término de "Corea del Centro". El empresario de medios volvió a reavivar su pelea particular con Reynaldo Sietecase por el discurso que una de sus productoras leyó en los calientes Martín Fierro de radio.

En una columna publicada en el diario La Nación, Majul recordó la noche del sábado en el que Sietecase habló del cierre de medios durante el macrismo. Majul le pegó porque "no hizo la más mínima mención sobre el origen del desastre ni nombró a los verdaderos responsables". "Ese, quizá, es uno de los tics más repetidos de quienes se golpean el pecho diciendo que pertenecen a Corea del Centro: dejar de hacer hincapié en la herencia kirchnerista y sus actuales consecuencias para pasar rápidamente a endilgarle la responsabilidad a la administración que encabeza Mauricio Macri".

Majul, cuya esposa trabaja con Gabriela Michetti y recibió cuantiosa pauta por un sitio web de escasas visitas, acusó a los que tratan de mantener cierta ecuanimidad de "ignorar los hechos" y hacer "marketing" con eso: "Nos colocan a quienes fuimos perseguidos con todo el peso del aparato del Estado como profesionales con cierto afán de venganza. Sin embargo, no mencionan que muchos de ellos callaron cuando esta persecución se ejecutó".

"Los seguidores de Corea del Centro están haciendo hincapié sobre el peligro de un sistema de medios desequilibrado y con tendencia a apoyar al oficialismo de manera incondicional. Es más: muchos lo comparan con el sistema de medios K, que, por cierto, antes no denunciaban. ¿Estarán en lo cierto? No aparecieron todavía estudios ni estadísticas que lo corroboren", dijo insólitamente. Desde la gestión de Macri se viene cumpliendo la amenaza que el hoy oficialismo denunciaba cuando era oposición: el cierre de medios críticos. La situación de Indalo, Grupo 23 y hasta la agencia DyN, del grupo Clarín y La Nación, y Radio RIvadavia están en problemas.