El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció este martes a la noche que decidió activar el llamado "Plan Zamora", que le fue presentado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para mantener el orden interno ante las supuestas amenazas de golpe de Estado que ha sido convocado "desde Washington".

LEÉ MÁS: Venezuela: ¿es constitucional la intervención judicial al Poder Legislativo?

"Frente a este escenario he decidido activar el plan estratégico especial cívico militar para garantizar el funcionamiento de nuestro país, su seguridad, el orden interno y la integración social, Plan Zamora que me ha sido presentado por el comando estratégico operacional de la FANB", dijo Maduro.

El gobernante hizo el anuncio desde el palacio presidencial de Miraflores acompañado de su gabinete ejecutivo y miembros de la FANB y señaló que se activará la "fase verde" del plan con "toda la estructura militar, policial y civil del Estado venezolano", en defensa del orden interno contra el supuesto plan golpista.

"El Plan Zamora en su primera fase verde en defensa del orden interno, en defensa de la paz y para derrotar el golpe de Estado que ha sido llamado desde Washington", dijo el mandatario al señalar que este supuesto complot para un golpe es "secundado" por el presidente del Parlamento, Julio Borges.

Indicó que activaba este plan en vista de que los organismos de seguridad han estado "desmantelando varios grupos" que formaban parte de esa organización golpista.

"En primer lugar en horas de la tarde hemos capturado a uno de los cabecillas del complot militar que venimos desmantelando desde hace tres semanas en el país, ya se encuentra preso y además con los procesos judiciales en la jurisdicción militar que está procesando a todos los complotados civiles y militares retirados como es este", dijo.

Aseguró que además hay otros involucrados que han salido "en fuga hacia Colombia".

"Hoy capturamos, en segundo lugar, a un grupo de infiltrados que venían del interior del país, se hizo una requisa en no más de 300 hoteles de diverso signo en Caracas (...) y se capturó a un grupo de comando de la oposición convicto y confeso, con armas y con planes para agredir a la movilización convocada por la derecha el día de mañana", aseguró.

Señaló que hoy tenía la disposición de mostrar en televisión varias pruebas de esta investigación pero decidió no hacerlo porque el proceso de inteligencia está "en pleno desarrollo".

"Estamos en la búsqueda en las próximas horas de los operadores logísticos, que mueven el dinero, los financistas, y mueven también la violencia", agregó.

Tras comentar toda esta situación dijo que por estas razones el pueblo "patriota" debe participar mañana en la marcha convocada por el chavismo, el mismo día en el que la oposición había anunciado una movilización masiva contra el "golpe de Estado" que asegura ha dado el Gobierno de Maduro.

"En estas horas llamo al respeto a la Constitución, llamo a la sensatez de quienes dirigen a los grupos de la oposición para que eviten una tragedia que llene de luto y violencia a nuestra patria, todos los planes que estoy activando es para seguir garantizando con la Constitución, la paz de la república", declaró.

Dijo, además, que el derecho a la "libre manifestación" está "garantizado totalmente" pero "todos los derechos están regulados", por lo que requieren de permisos y que el 19 de abril, día festivo en Venezuela por conmemorarse el primer acto independentista del país, es "fecha de patriotas y revolucionarios".

En este sentido, afirmó que la oposición puede manifestar en el este de la capital y los "revolucionarios" en el oeste, en "la Caracas histórica".

En esta nota