Una de las principales críticas que se le hace a Cambiemos es que "gobierna para los ricos". Si se observan los apellidos de los funcionarios se observa que representan sus propios intereses. Esto queda evidenciado en "Macristocracia. La historia de las familias que gobiernan la Argentina", el libro de Fernado Cibeira donde analiza las vidas de los principales representantes del Gobierno y el origen de sus fortunas.

"Lo que se busca es poner bajo el filtro de la realidad el discurso del macrismo en cuanto a que son lo nuevo, la fuerza del siglo veintiuno, el cambio, lo que viene a superar al peronismo", explica Cibeira a El Destape. "Y cuando uno pone a revisión estas historias de cada familia, hasta el día de hoy, se da cuenta que, en realidad, no es el cambio sino más bien el retorno a un poder conservador, a una elite que ha existido siempre merodeando el poder en la Argentina", apuntó.

Macristocracia repasa la historia de las familias que componen el macrismo entre las que, lejos de la novedad o pretendida bocanada de aire fresco, es posible ver linajes beneficiarios de las campañas contras los indios como los Braun, los Bullrich y los Luro; funcionarios y adherentes de gobiernos dictatoriales y conservadores como los Pinedo, los Rodríguez Larreta y los Massot; participantes del neoliberalismo que recortó conquistas sociales en los años noventa, como los Frigerio y los Triaca; o los amigos de colegio del Presidente, repentinos coroneles de la jerarquía del poder.

"Por tradición, en Argentina las grandes fortunas se han hecho a costa del Estado. Desde la Campaña del Desierto donde pocas familias consiguieron millones de hectáreas porque era una época de crisis y los que estaban bien posicionados pudieron comprar a precios de ganga lo que les daba el Estado hasta el día de hoy donde hay algunos que son hijos de la patria contratista como Mauricio Macri como Nicolás Caputo", detalla Cibeira.

Embed

En esta nota