El presidente Mauricio Macri se encontró en la Quinta de Olivos con la referente del ARI y miembro de la alianza Cambiemos, Elisa Carrió, luego de que los dichos de la diputada sobre el gobierno: "¿Va a profundizar el cambio o cambiar de mafia?".


Al concluir la reunión, en la que se incluyó una cena con las verduras cosechadas por la propia Juliana Awada en su huerta presidencial, el presidente dio un comunicado a la prensa en el que resaltó que "2017 será 'un gran año' para los argentinos.

Embed

Dicha oración es símil a la utilizada por Fernando de la Rua en el año 2001 cuando anunciaba el blindaje: "El 2001 será un gran año, ¡qué lindo es dar buenas noticias!", sostuvo en su momento el líder radical.

Ese mismo comunicado no brindó detalles de la conversación, pero sí informó que tomaron "sopa de remolacha" y comieron de postre "fruta fileteada" ya que la diputada se encuentra bajo "régimen".

Carrio con Macri en Olivos

La cena en Olivos entre el Presidente y la diputada de la CC-ARI también sirvió para allanar el terreno en vista al próximo Congreso Federal de la fuerza de Carrió previsto para este sábado en Villa Constitución, Santa Fe.

En ese contexto, la chaqueña será la encargada de cerrar a las 16.30 el "festejo político" por los 15 años de la fundación de su partido además del congreso, con la participación de sus socios de Cambiemos, incluido Macri quien fue invitado al evento.

Más temprano, durante un acto en Lanús, el Presidente aludió a que "no puede haber lugar para pequeñas diferencias, ni para confrontaciones" dentro del Gobierno, cuando "hay tanta gente que quiere recuperar la esperanza", dijo.