El presidente Mauricio Macri inauguró este martes el primer tramo del Metrobus del bajo -cuyas obras continuarán un mes mas- y aprovechó el acto público para lanzarse de lleno en la campaña electoral, de cara a las legislativas de octubre y a 17 días del cierre de listas.

Desde el bajo porteño, el jefe de Estado apuntó que "hay muchos que están poniendo piedras en el camino", pero subrayó que son "tantos" los que están "convencidos", que usarán "esas piedras para hacer rutas, puentes, hospitales y hacer la Argentina que soñamos y merecemos".

Macri metrobus del bajo

En esa línea, prometió que "las obras van a empezar y terminar en las fechas comprometidas" y garantizó que "van a ser realidades y no relatos".

El jefe de Estado resaltó que se trata de "obras de calidad y no sinónimo de corrupción, como fue con otras obras públicas", al tiempo que rechazó los dichos de opositores que aseguran que el Gobierno sólo beneficia a algunos sectores.

"Recordemos los cientos de miles de trabajadores que se están beneficiando con todas estas obras", agregó el líder del PRO, quien remarcó que las iniciativas de infraestructuras "van a ser realidades y no relato". Macri estuvo acompañado por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El mandatario local resaltó que este Metrobus es "el más grande de la Ciudad, con más líneas de colectivos y más pasajeros", al tiempo que recordó que días atrás recibieron "un premio internacional al mejor proyecto de transporte del mundo por el Metrobus 9 de Julio". "Es un orgullo que Buenos Aires sea ejemplo en el mundo", destacó Rodríguez Larreta.

En esta nota