El presidente Mauricio Macri sufrió una "descompensación leve" atribuida a la altura de Quito, donde viajó para participar de la ceremonia de asunción de Lenín Moreno como mandatario de Ecuador.

Según fuentes de la delegación presidencial, Macri sufrió un cuadro de descompensación provocado por "la altura, el calor y el cansancio por el vuelo", pero fue atendido en el mismo edificio de la Asamblea Nacional, donde ocurría la asunción de Moreno.

"El Presidente fue a una habitación cerca de donde estaba sentado en la ceremonia. Le dieron fruta y un té de coca para que se sintiera mejor", relataron desde la delegación nacional al portal del diario Clarín.

Además, afirmaron que el presidente paraguayo Horacio Cartés sufrió un malestar similar y que recibió el mismo tipo de atención.

Noticia en desarrollo

En esta nota