En medio del estallido social, el presidente Mauricio Macri decidió tomarse dos semanas de vacaciones.

El mandatario arranca este lunes una quincena de descanso y arrancará el 2018 paseando y relajado.

El Presidente se va de viaje tras el saqueo a los jubilados y la reforma impositiva que perjudica a trabajadores y beneficia a las empresas.

Macri desembarcará en Villa La Angostura para pasar Año Nuevo en el sur de Neuquén, según anticipó el diario “Río Negro”. El Presidente volverá a elegir a la Patagonia para descansar junto a Juliana Awada y su hija Antonia.

LEE MÁS

Embed

"La familia suele pasar tiempo en la casa, almuerzan juntos y el Presidente eventualmente incorpora actividades sociales ya sea en el club house o en la cancha de tenis", describe el periódico.

Ayer, en medio de la conferencia de prensa por la crisis social Macri afirmó: "Después de haber ganado las elecciones, qué fácil era para mí irme de vacaciones y no plantear ninguna reforma". Eso mismo hará a partir del lunes.

LEE MÁS "En medio de la crisis, Macri se fue de nuevo de vacaciones"

En esta nota