En medio del escándalo por el acuerdo con el Correo Argentino, el presidente Mauricio Macri encabezó este jueves por la mañana, en Viedma, una reunión con seis gobernadores de las provincias del sur y funcionarios nacionales para analizar el Proyecto Patagonia, orientado a que la región desarrolle estrategias para aprovechar mejor sus recursos.
Allí, Macri evitó hablar del polémico acuerdo por el que el Estado le perdonó la deuda de 70 mi millones de pesos a su padre, Franco Macri. Tras el cónclave, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, brindó una conferencia con varios gobernadores pero el Presidente evitó hablar con la prensa.
Embed
El mandatario le perdonó a su propia familia esa suma, correspondientes a la deuda de Correo Argentino con el Estado, que lleva más de 15 años varada en los tribunales a la espera de una resolución.
Según reveló el portal Nuestras Voces, anteriormente el Estado había rechazado las propuestas de pago del Grupo Macri por considerarlas abusivas, pero ahora fue el propio Macri quien condonó las deudas de su propia familia, aceptando como mandatario una quita del 98,82 por ciento de la deuda, es decir, casi todo, al tiempo que les adjudicó un tiempo de pago para el porcentaje restante excesivo: hasta 2033.
El mandatario se reunió con gobernadores en Viedma, donde hubo una feroz represión policial a gremialistas en una marcha contra el presidente. Por el hecho detuvieron a un sindicalista de ATE.