En su visita a la provincia de Córdoba de ayer, el presidente Mauricio Macri volvió a dejar una de sus ya clásicas "perlitas", esta vez al referirse en modo despectivo a la ex mandataria Cristina Kirchner, en un acto que compartió junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

En su discurso, Macri se permitió bromear con una empleada llamada Cristina, cuya mención despertó el murmullo de la gente por la obvia referencia a la ex Presidenta: "No, Cristina la buena", enseguida disparó el primer mandatario.

Embed

Tras ello, Macri aprovechó la oportunidad para volver a defender enfáticamente los incrementos en materia energética: "No existía otra forma que aumentar tarifas. Si hubiera habido otra manera, alguna solución que hubiera evitado para mí hubiera sido más fácil y lo habría hecho, pero no había otra forma porque un país sin energía no funciona. Hoy estamos severamente afectados por los cortes de energía. Eso no se hace de un día para el otro, eso es magia y no hacemos magia, sino le estaríamos sacando el trabajo a Copperfield en Las Vegas".

En esta nota