El presidente Mauricio Macri afirmó que "absolutamente" existe un límite para los aumentos en las paritarias docentes, que fijó en "el 25 a nivel de cada provincia".

"Absolutamente. El 25 a nivel de cada provincia. Ninguna provincia puede poner más del 25 y algunas han dicho que pueden poner menos", señaló Macri al ser consultado sobre si existen límites en las paritarias docentes.

En declaraciones a la radio Cadena 3, el jefe de Estado dijo que ese tope se registra "dada la situación económica que hay en el país, el nivel de déficit y la situación económica de Brasil: todos están proyectando un nivel de ingresos que no es tan bueno como el que se tuvo el año pasado".

En ese sentido, explicó: "No tengo dudas que todos los gobernadores van a hacer el máximo esfuerzo posible" en las ofertas a los docentes pero dejó muy claro que hay un límite.

"Es nuestra vocación ayudar, sabiendo que la Nación puede aportar. Cada provincia tiene su realidad y nosotros dijimos algo genérico: la paritaria debe estar de 25% para abajo, y que Nación estaba lista para contribuir con algunos fondos específicos que hay en estos casos para ayudar al cierre definitivo (de la paritaria). Ahora estamos a la espera de lo que pase en cada provincia", explicó Macri sobre la estrategia de su gobierno.

Embed

La paritaria nacional docente sirve para marcar una referencia para las provincias, es decir, un piso sobre el que no se puede bajar, pero que luego cada jurisdicción puede ofertar más a los docentes, según sus recursos. El ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, propuso elevar el sueldo para un maestro de grado que recién arranca de los 6.060 pesos actuales a 8.500 pesos en julio. Es decir, una suba del 40% pagaderos en dos cuotas.


Pero ese sueldo inicial está compuesto por un "salario inicial" propiamente dicho que comprende un aumento del 25% a cargo de las provincias, y otro 15% de suba por el Fondo Educativo Docente, que le representa un costo al Estado nacional. De ahí que el ministro de Educación y Macri remarquen que esa paritaria se cierra en un "25% de aumento" y no en un 40%, cuando en la práctica, en el recibo final el docente verá en mano una mejora del 40 por ciento, es decir, pasará a ganar de 6.060 pesos a 8.500 pesos.

Así las cosas, ese 25% de aumento que le cabe a las provincias es, siempre, una referencia, un piso nunca un techo. Pero hoy Macri advirtió que se trata de un "límite". Ningún gobernador deberá autorizar una suma mayor, según el presidente -algo que no corresponde porque siempre se fija un piso en la paritaria nacional- aunque dijo que si la discusión salarial en las provincias se cierran por encima del 25%, esa diferencia la solventará Nación, tras un análisis de casa por caso.