El presidente Mauricio Macri reiteró este jueves su llamado al diálogo a los docentes y sostuvo que "es inaceptable que no tengamos la altura de sentarnos a una mesa" para solucionar el conflicto.

Macri se expresó de este modo tras 14 días de conflictividad educativa en la provincia de Buenos Aires, durante una visita que hizo a una planta productora de helados en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas, acompañado por el ministro de la Producción, Francisco Cabrera.

"Hay que animarse a discutir los temas de fondo, como el de la calidad de la educación publica", afirmó el jefe de Estado tras remitirse a la prueba Aprender e indicar: "por qué si la mitad de nuestros chicos" que comienzan a estudiar "no terminan, y de esa mitad solo 3 de cada 10 comprende matemáticas: significa que sólo el 15 por ciento de ellos encontrarán un buen trabajo el día de mañana".

En ese sentido, Macri afirmó que "es inaceptable que no tengamos la altura, la grandeza de sentarnos a una mesa y decir que las cosas que hemos hecho mal, las vamos a cambiar".

Asimismo, el mandatario precisó: "estoy intentando invitarlos a que trabajemos juntos y pongamos la energía en el futuro", como así también "sentarnos a una mesa, dialogar y encontrar las herramientas para que el camino emprendido no lo abandonemos nuncamás". Luego, recordó que "para que no haya más pobreza" en el país "no hay que crecer dos años, sino crecer 20 años" consecutivo.

Macri Guapaletas

En esta nota