En otro capítulo de la cruzada anti-laboral del Gobierno, el presidente Mauricio Macri fustigó a los gremios y al fuero laboral, al que acusó otra vez de ser una "mafia" que impide la generación de empleo.

Macri viajó hasta la provincia de Córdoba, donde realizó una conferencia de prensa junto a Guillermo Dietrich, el gobernador Juan Schiaretti y el candidato a diputado nacional por Cambiemos Héctor Baldassi. El jefe de Estado, a su vez, volvió a criticar a la procuradora Alejandra Gils Carbó y deslizó que uno de los motivos por el que quieren su desplazamiento es la cantidad de causas que diversos fiscales impulsaron contra funcionarios del Gobierno nacional.

LEE MÁS "Macri reconoció que quiere echar a Gils Carbó por las denuncias en contra del Gobierno"

El presidente de la Nación hizo un repaso de las principales medidas que tomó en su gobierno y allí recordó la llegada de las aerolíneas "low cost", que ofrecen precios más baratos por un servicio inferior o con condiciones laborales más flexibles. Por este último motivo, la medida fue resistida por los gremios aeronáuticos.

"Si tengo un gremio me conviene que haya mas empresas", retrucó Macri a los sindicatos y definió la postura de las entidades como parte del "cambio cultural" que, entiende, hay que llevar a cabo en el país. "Nos estamos abriendo al Mundo porque cerrados nos fue mal", añadió.

Asimismo, insistió con un viejo enemigo suyo: los abogados y jueces laboralistas, a los que no dudó en calificar otra vez como una mafia. Pese al crecimiento de la desocupación con su gobierno, Macri no dudó en señalarlos como los responsables de la "destrucción del empleo".

LEE MÁS "El fuero laboral está colapsado pero no por la "mafia de los juicios""

En esta nota