Finalmente, Mauricio Macri publicó el decreto que establece un magro bono "compensatorio" para todos los afectados por el recorte propuesto en la reforma previsional: jubilados, asignación universal, pensiones y asignaciones familiares.

El decreto, que lleva el número 1058, establece un pago por única vez, en el mes de marzo de 2018, de 750 pesos para aquellos jubilados que hayan adquirido su haber con 30 años de aportes y tengan un haber mensual menor a 10 mil pesos.

A su vez, ese "subsidio extraordinario" será de solo 375 pesos si se trata de un jubilado que haya ingresado a alguno de los regímenes de moratorias de los últimos años, siempre y cuando su jubilación sea de menos de 10 mil. El mismo monto es el que le corresponde a los pensionados por vejez o invalidez. Si una persona percibe dos haberes, como jubilado y pensionado, recibirá este beneficio una sola vez.

Para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, el monto que les será abonado de forma extraordinaria asciende a 400 pesos.

El bono se pagará exclusivamente en el mes de marzo y no se incorporará al haber, por lo que en los meses abril y mayo volverán a tener un haber recortado. Tampoco se sumará a los aumentos subsiguientes.

El mal llamado bono compensatorio fue parte del acuerdo con el peronismo cuasi oficialista del interbloque Argentina Federal como forma de mostrar que se reparaba el daño del "empalme" por el cambio de la fórmula de movilidad jubilatoria. De esta forma, el Gobierno busca ahorrar unos 100 mil millones de pesos de la ANSESpara darle a los gobernadores y compensar el monto que se la dará a la provincia de Buenos Aires por la actualización del Fondo del Conurbano, de unos 65 mil millones de pesos.