El presidente Mauricio Macri presionó a la AGN para apurar un informe que culpe al kirchnerismo y así intenta despegarse del escándalo por el acuerdo con el Correo Argentino.

La Auditoría General de la Nación quedó en medio del fuego cruzado tras la presión del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, de querer delegarle la evaluación del caso que involucra al mandatario. Y hoy en conferencia de prensa hasta Mauricio Macri hizo público su deseo de llevar el caso hasta la AGN.

El Destape accedió en exclusiva al documento que la Auditoría tiene frenado desde 2013 y que, impulsado por el radicalismo en la AGN, quiere apurar su salida y hacerlo público para responsabilizar al gobierno de Cristina Kirchner de una supuesta mala administración de la empresa de correo postal estatizada por Néstor Kirchner en 2003.

Este hecho sucede en medio del escandaloso acuerdo donde el Gobierno le perdonó a la familia Macri una deuda que tenía con el Estado que asciende a 70 mil millones de pesos cuando "fundió" el Correo Argentino a través de su empresa SOCMA.

EL DOCUMENTO COMPLETO

El Destape accedió a este informe que filtró una fuente reservada de CORASA (Correo Argentino S.A.). Este portal intentó lograr una respuesta de la AGN sobre este hecho pero no hubo declaraciones.

El documento está dirigido al presidente del Correo, Jorge Irigoin, quien fue puesto como director del correo estatal apenas asumió Macri a su cargo de Presidente de la Nación. Irigoin es el mismo gerente que quebró al Correo Argentino cuando estaba en manos del Grupo Socma cuando Carlos Menem lo privatizó en 1997.

EL ARTÍCULO QUE QUIERE AMPLIFICAR LA AGN

El informe de la AGN sobre el Correo Argentino analiza "la consistencia interna de los Informes de Gestión de la Empresa durante 2011, 2012 y 2013 y se cotejaron con bases de datos remitidas por el auditado", según afirma el documento. Y además "se realizó lectura y análisis de los Estados Contables", también de esos años.

El artículo que piensa amplificar el Gobierno es el de Recursos Humanos, el más crítico del documento. Allí se da cuenta de un sobrante de empleados de casi tres mil personas, que cuando lo dé a conocer el macrismo podría ser el puntapié para una nueva ola de despidos, ahora en el Correo Argentino.

LA PRESIÓN DEL MACRISMO

Este semana, el Jefe de Gabinete reclamó la intervención de la AGN y la oposición salió a cruzarlo al advertirle que ese pedido debe ser llevado al Congreso y aprobado para que intervenga ese organismo. Este miércoles, Peña finalmente tuvo que aclarar sus dichos: "Le vamos a pedir a la Auditoría, a través del Congreso, como corresponde, que haga una evaluación. Esa es la propuesta que hacemos para que los abogados del Estado, si la Auditoría General de la Nación por pedido del Congreso plantea que los términos de ese acuerdo no son buenos, vuelvan a foja cero".

Y en la conferencia de prensa sorpresiva que dio Macri este jueves desde la Casa Rosada también volvió a involucrar al organismo de control. "Vamos a pedirle a la AGN que audite la propuesta que haga la Justicia", afirmó.

Por su parte, el presidente de la Auditoría General de la Nación, Oscar Lamberto, salió a responderle a Peña: "No tomamos pedidos del Ejecutivo", dijo. "No somos el organismo adecuado, el Gobierno tiene a la Sigen (Sindicatura General de la Nación) para este tipo de cuestiones. Suena raro que se acuerden de la Auditoría después de que se armó el escándalo", afirmó tajante.

Ahora, ante el apriete del Gobierno y presionado por la UCR en la AGN, el organismo intenta dar a conocer este informe para "embarrar la cancha" y tratar de modificar la opinión pública con respecto al escándalo del Correo, que hizo caer la imagen positiva de Mauricio Macri y generó revuelo político y social.

Asimismo, la compañía del Grupo Macri realizó este miércoles una presentación judicial para rechazar el dictamen fiscal y, en sintonía con el informe que quiere "ventilar" la AGN, advirtió que esa deuda "no debió haber existido nunca", al señalar que el ex presidente Néstor Kirchner realizó "la peor estatización" en 2003.

¿INTERVENDRÁ LA AGN?

La Comisión Bicameral Mixta Revisadora de Cuentas, único organismo con facultad para solicitar la intervención de la Auditoría General, será la que decida el próximo miércoles si da curso o no a una revisión del órgano de control en el escándalo por el Correo.

La misma está presidida por el peronista José Miguel Ángel Mayans. Ese podría ser el primer paso para que el caso llegue a la AGN, que tendría la potestad de evaluar el acuerdo y darle el visto bueno o bajarle el pulgar en medio de la presión del Gobierno.

El órgano de control está compuesto por Oscar Lamberto (PJ), quien es el presidente; los auditores generales Vilma Castillo (PJ), Javier Fernández (PJ), Juan Ignacio Forlón (FpV), Gabriel Mihura Estrada (FR), Jesús Rodríguez (UCR) y Alejandro Nieva (UCR).