Como en Nueva York ante de disertar ante la Asamblea de la ONU, Mauricio Macri volvió a mostrarse relajado en su gira por otro país.

Ahora lo hizo en Roma antes de la reunión que mantendrá con el Papa Francisco. A Macri se lo fotografió en medio de un paseo en bicicleta por la capital italiana.

Embed

Según contó un enviado especial de Infobae, al Presidente se lo vio sudado después de pasear en bicicleta durante casi una hora y media. Allí, afirmó: "Estoy muy bien para mañana", sobre el encuentro con el Papa.


"Las interpretaciones se las dejo a ustedes, que se divierten con esto", explicó Macri al portal, a metros de la entrada del hotel en el que se hospeda.