Tras ver las encuestas, el Presidente Mauricio Macri concluyó que las repercusiones mediáticas del caso Maldonado van a representar un "costo cero", por lo que continuará con la férrea defensa a Gendarmería.

LEÉ MÁS: El hermano de Santiago Maldonado denunció que el juez no lo recibe

Según el periodista de Clarín, Santiago Fioriti, el Presidente le confesó a su "guía espiritual budista" un pensamiento, en medio de la ira ocasionada por el estrés: “No entiendo cómo no he matado a nadie todavía”, se le escapó.

El Círculo Rojo compró la desaparición forzada. Y después se sorprenden por los resultados electorales”, aseguraron que dijo el presidente a sus más cercanos, aunque luego fue informado de que la cobertura mediática del caso Maldonado tendrá un "costo cero" en las elecciones.

"Cada tanto lamenta en voz alta que a gendarmes que no superan los 30 años se los quiera culpar por cosas que pasaron en los setenta", le aseguró a Clarín una fuente cercana a la Presidencia.

Además, comparó la desaparición forzada del artesano con los hechos delictivos simples: “Lo que Mauricio dice es que cuando matan a una víctima en un asalto las agrupaciones de derechos humanos salen a decir que los sospechosos son inocentes hasta que se demuestre lo culpable y que en el caso Maldonado siempre se apuntó a los gendarmes sin pruebas fehacientes”.

Por otro lado, revelaron que el Presidente no prestó atención ni vio la entrevista a Cristina Kirchner que hizo Luis Novaresio, mas tan solo la parte en la que la ex mandataria lloró. Sin embargo, ese segmento lo miró reproducido en el programa de Jorge Lanata, que ve los domingos, "pero en seguida se concentró en lo que verdaderamente lo tenía ocupado: la partida de bridge con sus amigos".