Mauricio Macri está en Brasil, donde se reunió con su par interino Michel Temer. Allí, el líder de Cambiemos reafirmó su alianza política con el brasileño, envuelto en casos de corrupción como el Lava Jato y realizó una insólita definición de cómo debe ser la relación entre ambos países.

"Dejemos la rivalidad para el deporte, especialmente el fútbol. Para todo lo demás, seamos socios", sugirió Macri en conferencia de prensa, tras haber llegado este martes a Brasilia. Asimismo, resaltó: "Tenemos que dar un impulso histórico al Mercosur, para que este 2017 sea un año de inflexión positiva para la profundización de esta alianza estratégica".

Embed

Macri se refirió al nuevo contexto internacional desde la asunción del republicano Donald Trump: "Frente a tantas dudas que nos plantea el mundo, nos queda en claro que tenemos que ser aliados del siglo XXI". "Por eso, tenemos que encarar el fortalecimiento interno del Mercosur y las relaciones del Mercosur con el mundo. Ya hay varios países interesados en ampliar su relación con nosotros, como los de la Alianza del Pacífico y México", enfatizó.

De esta forma, da a entender que seguirá buscando acuerdos de libre comercio con otros países y puso el foco en México, país apuntado por Trump por su política comercial e inmigratoria.