El presidente Mauricio Macri quedó más complicado en medio de una de las numerosas denuncias penales que suma en su contra en apenas un año de gestión en el máximo cargo en el poder.
Ahora, tras la escandalosa entrega de rutas áreas a las empresas "low cost", Avian y Fly Biondi, vinculadas a la familia presidencial y al funcionario Mario Quintana, el diputado nacional del FPV-PJ, Rodolfo Tahilade, presentó ante el juez Sergio Torres una ampliación de la denuncia que había realizado a fines del año pasado contra el jefe de Estado, su padre y distintos funcionarios del gobierno nacional, al tiempo que solicitó ser considerado como "Amicus Curiae" del tribunal.
En la primera denuncia presentada junto al diputado Juan Cabandié el 30 de diciembre de 2015 fueron acusados Macri, su padre y funcionarios nacionales como el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis.
Ellos fueron denunciados por el uso de aeronaves de la compañía Macair, vinculada a la familia presidencial, sin licitación ni contratación pública conocida, para viajes oficiales. Se pidió en ese entonces la investigación por presunta asociación ilícita, negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias.
LA AMPLIACIÓN
En el escrito de ampliación de la denuncia presentado en las últimas horas ante la justicia, se sumaron a dicha investigación dos nuevos hechos donde las empresas aéreas vinculadas a la familia Macri se ven claramente beneficiadas.
1) Por un lado, la concesión realizada por el Ministerio de Transporte (a cargo de Guillermo Dietrich) de las rutas áreas de cabotaje e internacionales a empresas "low cost", donde según el documento de la JATA se dieron marcadas "arbitrariedades" y "beneficios" a las empresas Avian y Fly bondi - vinculadas al presidente Macri y al coordinador del gabinete económico Mario Quintana - en perjuicio de la línea de bandera, Aerolíneas Argentinas.
2) Por otro, la quita de los mecanismos de autorización de servicios no regulares y otros controles en beneficio casi exclusivo a la empresa AVIAN LINEAS AEREAS SA, continuadora de la empresa MACAIR JET SA, y sus empresas vinculadas, todo ello de propiedad del Presidente de la Nación y su familia, realizado mediante la Resolución ANAC 79/2017 dictada por el Administrador de la ANAC, el Ingeniero Juan Pedro Irigoin.