El presidente Mauricio Macri logró lo impensado: terminó con la histórica grieta en el TC entre las hinchadas de Chevrolet y Ford, el Boca - River del automovilismo argentino, el segundo deporte con más seguidores del país.

LEÉ MÁS: El TC festejará sus 80 años con una carrera de mil kilómetros

El primer mandatario asistió al autódromo Oscar y Juan Gálvez, en la Ciudad, donde se realizaba la "Carrera del siglo" de Turismo Carretera, en conmemoración por los 80 años de la categoría.

Embed

Mientras Macri hablaba pidiendo que "Dios lo ilumine" para las elecciones primarias, logró algo impensado: las hinchadas de Chevrolet y Ford comenzaron a abuchearlo pidiendo que se vaya del evento.