El Presidente Mauricio Macri defendió el proyecto de reforma previsional y se dedicó a atacar a la oposición, a la que le pidió que hiciera autocrítica en el debate sobre el proyecto que congela el poder adquisitivo de los jubilados.

El jefe de Estado brindó una conferencia a unos pocos medios de comunicación. Allí, el jefe de Estado afirmó que "la gobernabilidad no está más en discusión" y acusó al kirchnerismo y al Frente Renovador de "no hacer una sola autocrítica en 14 horas de sesión", donde el oficialismo junto al peronismo cuasi oficialista transformó en ley la polémica reforma.

Embed

Macri fue más allá y sobre los afectados por sus reformas, afirmó: "No hay magia, cada uno tiene que poner su granito de arena". Esta tarde, el Congreso debatirá una profunda reforma tributaria que reduce impuestos.

Sobre el final, Macri exclamó: "Qué fácil era para mí irnos de vacaciones, no hacer ninguna reforma”. Y le pidió a los que protestaron anoche en todo el país por su proyecto para congelar jubilaciones que "no se cierren, que confíen" en que las reformas serán para mejor.

Embed