Mauricio Macri le subió el presupuesto en un 24,5% a la ex SIDE que conduce su amigo Gustavo Arribas.

Y la novedad además es que habrá menos controles para el uso de ese dinero. Así, el presupuesto de la ex SIDE para 2017 tendrá un plus de 355 millones de pesos: se trata de un aumento del 24,5%, por encima de la suba integral del presupuesto (22%) y de la inflación proyectada para el año próximo (17%), según publica el diario Perfil.

Para ello, no tendrá la necesidad de rendir cuentas públicas, porque Mauricio Macri habilitó por decreto la confidencialidad plena de sus recursos.

"Arribas es el único interlocutor de Macri y tiene línea directa con un grupo de dirigentes sin cargo formal, pero con influencia en ascenso: el presidente de Boca y operador judicial Daniel Angelici; el ex número dos de la SIDE Darío Richarte; y el mítico radical Enrique "Coti" Nosiglia, quien ya (re)visitó el edificio de la AFI, ubicado en diagonal a la Casa Rosada", afirma el diario.

El presupuesto, aprobado en Diputados, incluye un incremento de los recursos para la AFI: de los 1.449.954.000 pesos actuales a 1.804.468.000. Es decir, una suba de casi 355 millones de pesos, un 24,45% más que el presupuesto 2016 de la Agencia.