Mauricio Macri realizó una polémica comparación en medio de la cumbre que hubo en la Quinta de Olivos entre integrantes del PRO y la UCR.
El Presidente quiso dejar en claro que, a diferencia de la experiencia fallida de la Alianza en 2001, se involucrará de lleno en la campaña de los comicios de mitad de Gobierno, donde Cambiemos deberá ratificar avales y gestión.
"Yo no soy De la Rúa, voy a poner la cara y voy a defender a los candidatos de Cambiemos donde haya que confrontar", señaló Macri según publicó el diario Ámbito Financiero.
Embed
Lo tuvo que hacer ante la consulta de los radicales presentes sobre el papel del jefe de Estado para los comicios de agosto (PASO) y octubre (generales) próximos.
Y lo hará fuertemente, según consigna este diario, "en los distritos donde Casa Rosada mantiene buen vínculo con gobernadores peronistas, como Juan Schiaretti (Córdoba) y Juan Manuel Urtubey (Salta)".