El presidente de la Nación contradijo a la propia Cámara de Casación Penal y firmó el traslado del ex ministro bonaerense Carlos Mahiques para incorporarse a dicho fuero. Mahiques estuvo en el ojo de la tormenta por haberle negado un aborto a una adolescente violada con discapacidad mental.

El decreto presidencial llega días después que cuatro integrantes del máximo tribunal penal de la Nación votaran el rechazo a la decisión del Consejo de la Magistratura, dominado por el oficialismo, de trasladar a Mahiques desde la Cámara de Casación de la Ciudad al fuero federal, ya que Mahiques no concursó para su "nuevo" puesto.

No es la primera vez que el Gobierno intenta una medida similar. Quiso hacer lo propio con el juez Juan Manuel Culotta, para llevarlo desde 3 de Febrero, donde se desempeña, al estrátegico juzgado con competencia electoral de La Plata. Culotta es un ex alumno del colegio cardenal Newman y allegado del asesor presidencial José Torello.

LEE MÁS

Embed

Con el decreto 328, Macri fue contra la decisión del tribunal de Casación y lo justificó argumentando que fue analizada por el Consejo "en el marco del “Reglamento de Traslado de Jueces” aprobado por la Resolución Nº 155 del 28 de junio de 2000" y que la misma "se dicta en uso de las atribuciones conferidas por el artículo 99, inc. 1) de la Constitucón".

Mahiques es un polémico magistrado. Uno de sus hijos, Juan Bautista, es funcionario del Ministerio de Justicia, mientras que el otro, Carlos, es uno de los fiscales de la llamada "causa madre"que investiga el redireccionamiento de la obra pública durante el gobierno de Cristina Kirchner. Se destacó por sus fallos restrictivos en materia de derechos, como aquel en el que, como subrogante en la Corte Suprema bonaerense, falló en contra de realizarle un aborto no punible a una adolescente violada con deficiencia mental. Hasta el año pasado fue ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires.