Antes de regresar de su gira por Oriente, Mauricio Macri habló por primera vez sobre la crisis en Brasil y elogió a Temer.

El escándalo por presunta corrupción que envuelve al presidente de Brasil, Michel Temer, es visto "con preocupación" por el mandatario argentino, pero prefirió ser optimista.

"Confío en las instituciones de Brasil. Todo este proceso puede traer, digamos, cortocircuitos y problemas en el presente, pero sin dudas Brasil saldrá muy fortalecido de todo esto", afirmó a La Nación.

Finalmente, y llamativamente, el presidente elogió al mandatario brasileño y consideró que en lo estrictamente comercial no habrá un impacto negativo para la Argentina: "Brasil había empezado a crecer en el primer trimestre", rescató Macri.

En esta nota