Desde que asumió en diciembre Mauricio Macri decidió discontinuar el Tango 01 y toda la flota presidencial. Por ello, voló por vuelos privados y charters.

Pero el Presidente nunca viajó por Aerolíneas Argentinas, como lo ordena el decreto 1191/12, ni compró los pasajes por la agencia Optar SA como lo establece la decisión administrativa 244/13.


Según publica el diario La Nación, gastó en total $ 26.607.229 pesos, unos US$ 1.773.815. Los contratos con empresas proveedoras de aeronaves insumieron $ 22.944.553 y los pasajes de sus comitivas en vuelos de línea $ 3.662.676.

Además, la Secretaría General de la Presidencia, que dirige Fernando De Andreis, contrató en todos los casos mediante trámites exprés, con medidas de excepción, sin licitación, aunque con compulsa de precios.
Según revela el matutino, para el viaje a Davos, Macri uso Air France. Se compraron 9 pasajes en clase business o ejecutiva por 908.100 pesos, 4 en economy premium class y 9 en turista. Por alquiler de automóviles se pagó 112.745 pesos. Total 1.672.884 pesos.