Mauricio Macri es dueño de un lote de mil millones de pesos que no fue declarado bajo juramento.

Así, la fortuna del Presidente es diez veces más de lo que presentó en DDJJ y supera con holgura la de todos sus ministros y funcionarios.

El dato lo reveló hoy en Página 12 el periodista Horacio Verbitsky. "Entre sus posesiones en negro, es propietario de 32,5 hectáreas en la zona de barrios cerrados del norte del conurbano bonaerense".

Embed

El periodista contó que "su valuación fiscal es de 122 millones de pesos, su valor al acto de 477 millones de pesos y el de mercado no baja de mil millones, de acuerdo con los precios que piden inmobiliarias de la zona".

Sin embargo, este lote no figura en ninguna de las declaraciones de bienes presentada por el mandatario, quien en 2012 negó ser dueño de ese predio.

"En el Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires fue registrado cuando aún no se había subdividido el Partido de General Sarmiento; hoy corresponde a Bella Vista, partido de San Miguel. Pero ya no es un terreno baldío porque allí se edificó el barrio cerrado Buenos Aires Village, que según su desarrollador inmobiliario comprende 250 unidades de vivienda, de casi mil metros cuadrados de promedio. Uno de esas fracciones se ofrece por 220.000 dólares, que equivalen a 3,9 millones de pesos", cuenta en su nota Verbitsky.

Repasa la historia de ese multimillonario lote. "La primera información la ofreció el portal Perfil.com.ar en 2012. Sostuvo que para construir ese barrio, Macri y su familia debieron conseguir una excepción a la ordenanza que sólo permitía levantar planta baja y un piso. El subsecretario de Legal y Técnica de la Municipalidad de San Miguel, José Richards, quien había sido funcionario de Macri en la Capital, gestionó la excepción, agregaba. El intendente Joaquín De la Torre la elevó al Concejo Deliberante, de modo de permitir la construcción de planta baja, dos niveles y terraza".

Y agrega: "Pero Macri negó a través de su vocero haber tramitado la excepción en San Miguel porque, dijo “los terrenos los vendió hace años a la empresa Emdico, que fue la que se encargó de la comercialización del mencionado barrio”. Richards se mudó a La Plata junto con De la Torre cuando el ex intendente asumió como ministro de Producción y luego de Gobierno. La versión que voceros del municipio transmitieron para esta nota es que “la ordenanza que aprobó la urbanización se firmó una vez que O’Reilly le compró a Macri ese terreno que había pertenecido a la madre, y revendió una franja a desarrolladores locales que construyeron dormis. El expediente de autorización a O’Reilly para desarrollar el barrio privado se elevó a la provincia de Buenos Aires, que nunca respondió. En la misma situación hay casi un centenar de barrios privados, que se construyeron sin contar con el visto bueno definitivo de la provincia”".

El periodista da pruebas contundentes. "Pese a la desmentida de Macri, cinco años después el predio sigue formando parte de su patrimonio. El 13 de julio de este año Macri y su hermano Gianfranco inscribieron un trámite de subdivisión de condominio ante el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires. La minuta de inscripción de la partida 36432, que menciona a Macri como casado en terceras nupcias con Juliana Awada, remite a la parcela 209-d, donde se levanta el Buenos Aires Village. Según la agencia de recaudación bonaerense, ARBA, la valuación fiscal del terreno es de 122.283.646 millones de pesos y el impuesto a pagar el 29 de este mes asciende a 2,4 millones de pesos. El mismo documento señala que la superficie del terreno es de 32,5 hectáreas y que la superficie edificada es de 69990 m2. Estos 122 millones de pesos superan en 50 por ciento los bienes de Macri contenidos en su última declaración jurada, de 2016, que asciende a 82,6 millones. Si a ello se suman los 44 millones de pesos del fideicomiso ciego en el que dijo haber colocado una parte de sus bienes, el total llega a 126,6 millones, apenas cuatro millones por encima de la valuación fiscal de ese solo terreno".