En un contexto de incertidumbre por la política de apertura de importaciones de computadoras, que puede generar más de 12 mil despidos en el sector, el presidente Mauricio Macri salió a defender la polémica medida.

A través de un posteo en su cuenta de Facebook, Macri se refirió a la eliminación de los aranceles que se aplicaban a computadoras, notebooks y tablets. "Esos aranceles hacían que todos los argentinos tuvieran que pagar por esos bienes precios abusivos en comparación con lo que se pagaba en otros países de la región por equipos similares o superiores", afirmó.

"Es una medida clave para la educación, pero también para la industria, el comercio, la ciencia y los emprendimientos innovadores", continuó. "En este contexto, no podemos permitir que exista ningún arancel que se interponga entre los argentinos y los medios que necesitan para desarrollar todo su potencial plenamente", cerró.

LEER MÁS: Ya es oficial la quita de aranceles a la importación de computadoras

Pese a lo que expresa Macri, la eliminación para marzo del arancel del 35% para la importación de estos productos es vista de manera negativa por la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) ya que denunció que más de 12 mil empleos de la cadena de valor de equipos de tecnología informática corren riesgo ante la baja de aranceles.

Además, la entidad advirtió acerca de una "invasión" de productos asiáticos y por eso pidió la conformación de una mesa de diálogo con fabricantes y trabajadores.

En esa línea, esta semana el presidente de Bangho, Carlos Suaya, confirmó que la empresa despedirá a más de la mitad de los 800 empleados que tiene en su planta productiva, debido a esta medida. Suaya contó que en los últimos meses intentaron explicarle al Gobierno que había “alternativas” entre el 35% que regía y la eliminación total del tributo, pero sostuvo que “fue imposible tener un diálogo”.

En esta nota