El Presidente se refirió por primera vez a la situación del jefe de la AFI, Gustavo Arribas, luego de la revelación de que recibió casi 600 mil dólares de una empresa vinculada a Odebrecht y el Lava Jato. Allí hizo una defensa cerrada del accionar de su amigo personal y titular de la agencia de espías.


En conferencia de prensa, el primer mandatario confesó no entender "cómo se relacionan Arribas con Odebrecht", situación por la que el titular de la AFI fue denunciado hasta por Elisa Carrió. Luego, desestimó que haya delito y aseveró que Arribas presentará los papeles cuando vuelva de sus vacaciones.

Macri primera conferencia 2017

"El cambista (por Leonardo Meirelles) tiene miles de clientes. Arribas va a traer los papeles el 23 (de enero, cuando termine sus vacaciones) demostrando que compró un departamento". Asimismo, confesó no entender cuál es el problema porque "no hubo tal reactivación de la obra. Doy vueltas y ¿dónde está el tema? Veremos que hubo una transacción por un departamento y tuvo la coincidencia de usar el mismo cambista que Odebrecht".


En otro fragmento de la conferencia, Macri se refirió al primer año de Sala detenida y evaluó que para la Justicia provincial "cree" que Milagro Sala "cometió delitos". De esta forma, reiteró una explicación que dio en el complejo de Chapadmalal que le valió el repudio del secretario general de la OEA, Luis Almagro, ya que la Justicia "no se administra por opiniones".

Al principio, el primer mandatario consideró que las inundaciones de Entre Ríos, Santa Fe y provincia de Buenos Aires se debió al "cambio climático" y agregó que hay que prepararse para un nuevo "régimen de lluvias".