Mauricio Macri declaró $ 27,7 millones menos en 2016, su primer año calendario al frente de la Casa Rosada. El Presidente había puesto una parte de sus bienes en un fideicomiso ciego, que no figura formalmente en su declaración jurada. La administradora la maneja un funcionario público.

El jefe de Estado "perdió" el 25% de su patrimonio de un año a otro, ya que ahora dijo pasar de tener $ 110.278.620,36 a $ 82.602.401,68. El mandamás firmó un fideicomiso ciego el año pasado para intentar quitar algunas sospechas de corrupción que surgieron a partir de los Panamá Papers, donde está imputado en la pesquisa del fuero penal federal. Una offshore bahameña de la familia Macri operó con U$S 9 millones en Brasil, lo que derivó en sospechas de lavado de dinero.

LEER MÁS: Macri pretendió minimizar la reforma jubilatoria: "Nada raro va a salir de un día para otro"

Por esto el Presidente dijo “no haberse dado cuenta” de haber declarado una cuenta bancaria con $ 18,7 millones producto de la venta de activos en la guarida fiscal de Bahamas a fines de 2015, antes de que salte el escándalo judicial. En su nueva declaración anunció haberlos repatriado.

En el ejercicio 2016, Macri compró obligaciones negociables de YPF por $ 3,3 millones y una gran cantidad de bonos soberanos. También declaró una “transferencia a acreditar” por $ 24,9 millones en base a la venta de activos.

El mandatario no presenta más deudas, ya que canceló la que poseía con la Secretaría General de la Presidencia por casi $ 79.000. Por otro lado, el empresario Nicolás Caputo le devolvió los $ 22 millones que le debía y Néstor Grindetti hizo lo suyo con los $ 455.000 que adeudaba.

En el fideicomiso le había anunciado a la Oficina Anticorrupción poner sólo $ 44,2 millones de sus entonces $ 110 millones. Entre ellas, dijo poner sus participaciones en las empresas Agropecuaria del Guayquiraro SA (por $ 19,5 millones), en Molino Arrocero Río Guayquiraro (por $ 600), en María Amina SA (por $ 1,2 millones) y un fideicomiso inmobiliario "Caminito" (por $ 19,6 millones). La primera de ellas aún mantiene una deuda con el Presidente por $ 1,4 millones

En su último formulario de la declaración jurada patrimonial integral pública difundida por la OA, Macri omitió todos estos activos, pero también mencionar el monto que posee en este fondo, gerenciado por la compañía Seguridad Fiduciaria SA, de Carlos D'Alessio, quien además es escribano general del Gobierno.

Al no existir la figura de fideicomiso ciego en la Argentina, no está regulada la forma en que debe ser presentada. Macri aprovechó esta laguna para brindar los detalles con carácter reservado, en un sobre cerrado que le entregó a la dependencia a cargo de Laura Alonso.

LEER MÁS: Macri le entregó sus millones a un funcionario con una offshore

En 2015, el patrimonio del Presidente se había incrementado más del 100%, principalmente por haber subvaluado bienes cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En esta nota