El presidente Mauricio Macri criticó el aumento en la dieta de los diputados y senadores nacionales firmado por sus propios representantes en las Cámaras y pidió que sea "acorde" al "esfuerzo que estamos haciendo todos los argentinos", por lo que exhortó a "no pasarse de largo" con los incrementos.

En medio de la polémica por el incremento del 47 por ciento en la dieta de los legisladores nacionales -muy superior al 31 por ciento del promedio de las paritarias-, el Congreso rechazó un freno a los aumentos, que impulsó el Frente de Izquierda pero que no logró acompañamiento por 112 votos contra 104.


"Hay que reconocer que hubo una inflación y hay que hacer un ajuste para ser medianamente equitativos, pero tampoco en estos momentos pasarse de largo", reclamó Macri ante el aumento que ya fue acordado.

El mandatario se manifestó en estos términos tras el aumento impulsado por los titulares de ambas cámaras, los oficialistas Gabriela Michetti y Emilio Monzó, que llevaría los salarios en torno a los 140.000 pesos.

Sobre ello, dijo esperar que "el aumento en la dieta sea acorde al esfuerzo que estamos haciendo todos los argentinos", luego del incremento votado por el conjunto de los legisladores, con el solo rechazo del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y el Partido Obrero (PO), que pidieron su anulación.

En esta nota